Cómo hacer tu Plan de Marketing digital en 4 pasos

Si no tienes un plan de marketing digital, es muy probable que la estrategia digital de tu proyecto de emprendimiento no obtenga los resultados esperados. Como sabemos que es muy frustrante invertir recursos, dinero y tiempo en algo y que luego no funcione, te enseñamos cómo diseñar tu plan de marketing digital.
Cristina Tejada
Cristina Tejada
Fundadora de BaceCero Marketing
27/01/2021

Empezamos por lo fácil: el marketing digital no es más que difundir tu producto o servicio cultural a través de medios digitales. Seguimos con lo fácil: si no estás en internet, no existes. Así que tu producto o servicio tiene que ser visible y localizable por tus clientes y usuarios en internet. Hasta aquí no hay ningún problema. ¿Pero cómo puedes dar a conocer tu proyecto, mejorar tu relación con tus clientes y usuarios, y optimizar los costes en marketing y publicidad? 

La respuesta es diseñando un buen Plan de Marketing digital, que te sirva como hoja de ruta donde te fijes unos objetivos y definas el camino que vas a seguir para conseguirlos, así cómo qué necesitas para llegar a la meta. Una buena planificación te ayudará a tener una estrategia de marketing digital adecuada al producto o servicio cultural que ofreces y a llegar a tu público objetivo.

Sigue estos 4 pasos para diseñar tu plan de marketing digital.

1. Analiza y haz un diagnóstico de la situación.

El primer paso es hacer un análisis de la situación de partida de tu proyecto, para detectar los factores claves sobre los que se tiene que sustentar tu plan. Este análisis debe ser doble:

  • externo: investiga a tu competencia, las tendencias de tu sector y tu mercado. Utiliza los buscadores para ver qué palabras clave están utilizando tus competidores y cómo están posicionados en los resultados de búsqueda. 

Utiliza herramientas como Google Trends o Ubersuggest para hacer búsquedas de palabras y frases clave, así podrás saber si las palabras que quieres utilizar en tu proyecto las busca mucha o poca gente. Utiliza el propio buscador de Google para ver cómo está posicionada tu competencia y qué palabras clave utiliza, además del uso que hace de su web y de sus redes sociales.

  • interno: es fundamental tener una página web, si no la tienes, es la tarea más urgente que debes desarrollar. La página web ayuda al posicionamiento en buscadores, así que  si ya la tienes, analiza cómo está posicionada y cuánto tráfico tienes.

Lo mismo aplica a las redes sociales, no hace falta que tengas perfiles en todas las redes, pero analiza el tráfico y seguidores de aquellas dónde estés para ver su evolución. Piensa también que público tiene cada red, los lenguajes y los tiempos de publicación de cada una, elige las redes que sean coherentes con lo que haces. 

Analiza también tu base de datos de clientes o potenciales clientes, es fundamental si quieres desarrollar una estrategia de e-mail marketing. Y por último pero no menos importante, analiza qué valor le estás aportando a tu cliente frente a la competencia.

Con este análisis hecho, ya puedes utilizar la archi-conocida herramienta DAFO, que te ayudará a plasmar de manera visual cuáles son las debilidades y fortalezas de tu proyecto, y también a identificar las amenazas para tu negocio así como las oportunidades en el mercado.

2. Delimita tu marco estratégico

El siguiente paso es pensar en el marco estratégico, que implica pensar en los factores determinantes que afectan a tu campaña de marketing, desde la fijación de los objetivos hasta el alcance de las futuras acciones, sin olvidar el público al que vas a dirigir dichas acciones y todos los aspectos legales y jurídicos que puedan afectar a tu actividad. 

  • Objetivos: cualquier campaña de marketing tiene uno de estos tres objetivos (o puede que los tres): aumentar el reconocimiento de tu proyecto, generar nuevas posibilidades de negocio o conseguir ventas directas. En todo caso, recuerda aplicar los principios SMART para fijar tus objetivos.
  • Público objetivo: piensa quién y cómo es su potencial cliente o usuario, dependiendo de cómo sea deberás aplicar unas estrategias y herramientas distintas. Una de las ventajas de utilizar los medios digitales para darte a conocer es que puedes segmentar tus publicaciones por edad, ubicación geográfica, idioma, intereses o palabras clave, entre otras. Cuanto más definas a tu público, mejor podrás hacer esa segmentación y más fácil te será llegar a él.
  • Aspectos legales y jurídicos: recuerda tener bien presente la normativa vigente sobre protección de datos personales y comercio electrónico. Tu plan de marketing debe tener en cuenta aspectos sobre restricciones de uso, confidencialidad y seguridad, que deben ser coherentes con el producto o servicio cultural que ofreces.
  • Alcance: piensa en cuál va a ser la vigencia temporal de tu campaña de marketing, qué recursos vas a destinar a ella y a cuánto público estimas impactar. Lo normal es que el alcance de tu plan de marketing sea de un año, ya que un plazo menor podría no dar resultados, pero uno mayor haría que pudieras encontrarte desfasado frente a la evolución digital.

3. Programa y planifica tus actuaciones

El siguiente paso para hacer nuestro plan de marketing digital es qué vamos a hacer, cómo y cuándo. Para ello, hay que pensar en qué estrategias vamos a emplear, qué técnicas tenemos disponibles, cuál va a ser nuestra planificación temporal y cuáles van a ser los costes y beneficios de nuestra campaña. 

  • Define tu estrategia: en función de los objetivos que te hayas marcado, hay 4 estrategias principales en el marketing digital: a) aumentar el reconocimiento de marca o branding; b) generar tráfico o visitas; c) generar nuevas posibilidades de negocio o captación de leads; d) aumentar las ventas y la rentabilidad.

Para definir tu estrategia, además de tener en cuenta tus objetivos, debes tener en cuenta también tu actividad, el ciclo de vida de tu producto o servicio y tu presupuesto.

  • Elige la técnica de Marketing digital: hay distintas técnicas para poder ejecutar tu campaña en distintos canales. Cada técnica tiene unas características que las pueden hacer más adecuada a una estrategia u otra. ¿Cuáles son estas técnicas? Marketing en Buscadores (SEM), Posicionamiento en Buscadores (SEO), Publicidad de Display, Vídeo Advertising, Marketing de Afiliación, Marketing de Contenidos, Email Marketing, Publicidad en Redes Sociales (SMM), Optimización en Redes Sociales (SMO) y Marketing Móvil (Mobile Marketing).

Mientras que todas las técnicas pueden ser de mucha utilidad si tu estrategia es la de captación de Leads, la técnica más efectiva si tu estrategia es el posicionamiento es la publicidad en Redes Sociales. Técnicas como el SEO, SEM, SMM e e-mail son muy útiles si tu estrategia es aumentar las ventas.

  • Define tu cronograma: planifica en qué momento vas a realizar cada acción, a través de qué medio y qué recursos le vas a asignar a cada una. 
  • Define tu presupuesto: debes estimar tanto los costes directos de publicidad como los indirectos de creación de página web o gestión de redes sociales, y hacer una previsión de los resultados que esperas alcanzar, que podrás medirlos en función del tráfico recibido y de las conversiones. El análisis del coste y del beneficio es lo que conocemos como ROI (retorno de la inversión) y te permitirá ir adaptando tus acciones para lograr los objetivos marcados en el paso 2.

4. Haz un seguimiento y control de tu campaña

Una vez lanzada la campaña, el último paso será revisar periódicamente los resultados que está dando y si las acciones que has planificado son las adecuadas. Tendrás que ayudarte de herramientas de analítica digital para poder medir y haber fijado unas KPIs que te permitan saber en qué grado estás alcanzando los objetivos que te has marcado. 

Conclusión

Después de leer este post habrás visto que hay dos palabras que hemos utilizado recurrentemente: analizar y decidir. Es fundamental que antes de lanzarte a hacer campañas de marketing digital, te tomes tu tiempo para diseñar tu plan.

¿Te ha gustado el artículo?
3/5