Oportunidades para el emprendimiento inclusivo: la des-conocida dis-capacidad

“Estamos ante la necesidad de proyectos inclusivos dentro de las industrias creativas y ante una magnífica oportunidad para iniciativas que apuesten por una cultura de todos.”

Allende López, Directora de Cultura Inclusiva de Grupo AMÁS y parte del equipo de formación que cada lunes pasa por el Programa de Emprendimiento Creativo, inspiró a nuestros VIVERISTAS mostrándoles numerosos casos de éxito de proyectos inclusivos que han puesto en marcha desde el Grupo AMÁS.

Para Allende “es el momento de empezar a proponer proyectos inclusivos, es decir, que coloquen la mirada en la persona con discapacidad como CREADORA, como parte activa del proyecto y no solo como receptora.”

El Proyecto AMÁS Escena nació para ofrecer formación artística a personas con discapacidad intelectual. Hoy es un trampolín profesional para decenas de actores y creadores que quieren abrirse camino en el mundo del teatro, el audiovisual y la danza.

Las grandes diferencias entre proyectos accesibles y proyectos inclusivos

En los últimos años se ha trabajado mucho en cómo aplicar soluciones para hacer las propuestas artísticas accesibles para todos: la lengua de signos, el bucle de inducción magnética, la audiodescripción, la lectura fácil, etc.

La inclusión de la discapacidad en la industria cultural es un hecho reciente. Y el fenómeno de la película “Campeones”, de Javier Fesser, lo ha acelerado. Para Allende, «en la industrias cultural hemos tenido un momento de auge de proyectos accesibles que quiere decir, que son proyectos que permiten la entrada o el acceso a personas con discapacidad como público o como receptores de lo que el proyecto está generando. Pero creo que es el momento también de que empecemos a proponer proyectos inclusivos, es decir, que coloquen la mirada en la persona con discapacidad como creadora, como parte activa del proyecto y no solo como receptora.”

En España, alrededor de 4 millones de personas tienen diagnosticada alguna discapacidad, si a eso unimos sus familias, tenemos a 10 millones de personas relacionadas directa o indirectamente con la diversidad funcional. ¿Por qué es tan difícil entonces cambiar la mirada hacia la discapacidad? ¿Qué estamos haciendo los creadores por incluir la diversidad funcional? ¿Refleja nuestra cultura esa diversidad? Para Allende, «quizá, podríamos hablar de que la clave es, además de crear cultura para todos, que sería ACCESIBILIDAD, crear una cultura de todos, que sería INCLUSIÓN.”

Oportunidades de cambio en proyectos inclusivos

Es fundamental que podamos generar contextos y entornos más flexibles donde las personas con discapacidad puedan ser y hacer a su manera. “Estamos ante la necesidad de proyectos inclusivos dentro de las industrias creativas, pero también ante una magnífica oportunidad. Necesidad en cuanto a que el sector social está buscando un cambio. Necesitamos innovar y renovar nuestras metodologías, nuestros sistemas en los que venimos trabajando.”

”Para que tu proyecto sea inclusivo y optes por la participación de personas con discapacidad intelectual, lo único que necesitas es tener a alguien a tu lado y que pertenezca al sector social. Que te sepa orientar y que te haga conocedor de las cosas que no hemos hecho del todo bien y que podemos mejorar y las cosas que ya han ido funcionado y que pueden generar un patrón. Es importantísimo que tengas un contacto, una asesoría y un acompañamiento de personas que estemos trabajando en este sector y que también entiendas que la inclusión nunca puede ser un objetivo. Que siempre va a ser algo que enriquezca tu proyecto, que le aporte un valor añadido en la búsqueda del objetivo que tu pretendas.”

Casos de éxito de producciones inclusivas

Tres son las palabras que resuenan en todos los proyectos que presentamos a continuación: inclusión, diversidad y visibilidad. En todos ellos, se incluyen en sus propuestas artísticas la diversidad con mayúsculas y colocan la mirada en la persona con discapacidad como CREADORA.

Festival “Una Mirada Diferente”. Centro Dramático Nacional

Nace con la idea de cambiar la mirada hacia la discapacidad desde las artes escénicas empezando por subir a los escenarios a CREADORES con discapacidad que hasta entonces habían estado relegados a circuitos amateur o al arteterapia, oportunidad de mostrarse de manera PROFESIONAL desde un escenario.

Cáscaras vacías”, de Laura Ripoll y Marga Labarga.

Un cabaret sobre el nazismo interpretado por actores con diferentes discapacidades.

El amor no dura para siempre (Romeos y Julietas) de Andrés Lima.

Interpretada por actores con discapacidad intelectual a los que se les dio la oportunidad de hablar encima de un escenario sobre el amor y las relaciones de pareja. Causó toda una revolución al permitir a un colectivo que rara vez se les permite amar de manera adulta hablar sobre familias que impiden amar a sus hijos.

Alicias buscan maravillas” de Lucía Miranda.

Producción en la que todos los personajes tenían alguna diversidad.

Campeones, de Javier Fesser

Es un modelo de inclusión, porque no muestra la partes limitante que hay en la discapacidad, muestra lo bueno que tiene que ofrecer. Campeones nos ha hecho avanzar diez años en inclusión.

Allende López Tirado conoce bien el proyecto porque fue una de las coach de la producción. Desde AMÁS brindaron apoyo a una decena de actores y actrices protagonistas y facilitaron la participación de otro centenar en papeles secundarios y de figuración.

Allende, junto con Inés Enciso y Andrea Fesser, formó parte de equipo de casting y coachers de interpretación de los 10 actores con discapacidad.

Gandula, ley de vagos y maleantes

La reciente obra “Gandula”, inspirada en la devastadora Ley de vagos y maleantes de la posguerra, se ha representado en el madrileño Teatro del Barrio. De la compañía de teatro, arte.s@nos, especializada en transformar las barreras y los conflictos alrededor de la diversidad funcional en su materia creativa. Utiliza como medio de expresión el llamado Teatro del Oprimido, una variante escénica especialmente exigente para el actor, pues entre sus componentes básicos está la interacción con el público.

Te puede interesar…

DUMBO, EL MUSICAL
PETER PAN. Un musical muy especial
Gandula. Ley de vagos y maleantes de AMÁS Escena
Marilia, si no es un sí es un no

¿Te ha gustado el artículo?
2.5/5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *