Storytelling para emprendedores: cómo hacer que tu historia importe

La narración de historias se ha convertido en un componente crucial de las campañas de marketing más exitosas. El storytelling, aplicado al emprendimiento, es un arma fundamental para comunicar y crear la base para que podamos vender.

El storytelling es el arte de contar bien tu proyecto, hacer que importe. Debemos trabajar de forma estratégica nuestro relato para crear un impacto positivo y memorabilidad en nuestras presentaciones.

Para Pablo Laporte, consultor y formador en STORYTELLING y parte del equipo de formación del Programa de Emprendimiento Creativo de Factoría, el storytelling es un arma fundamental para comunicar y crear la base para que podamos vender. Nos ayuda a poder hablar de algo que todavía no existe o que existe solo como un prototipo. Ahí la única herramienta que tenemos los emprendedores es la palabra y la manera en la que enfocamos esa comunicación.

1. Storytelling: La economía de la atención

***

Definición de Storytelling: Una herramienta de comunicación que crea e integra historias y elementos de historias en las estrategias de comunicación de una marca.

***

Hoy en día la atención está más cotizada que nunca y hacer que tu historia importe y que queramos escuchar más requiere de técnicas de storytelling que nos ayuden a conseguir esa atmósfera de atención plena.

Pero… ¿cómo podemos lograr que la atención se mantenga y se eleve? Tomamos la TEORÍA DE LOS 3 CEREBROS EN 1 para construir nuestro relato:

  • Tenemos que llamar la atención del cerebro antiguo o reptiliano: el de la supervivencia, el de los instintos más básicos que se encarga de detectar los peligros a nuestro alrededor,
  • también llegar a la parte del cerebro de las emociones: el cerebro que se encarga de nuestros Instintos 2.0 y determinan la forma en la que vemos el mundo,
  • y comunicar con el cerebro racional, nuestra parte consciente y racional.

2. Qué hace una buena historia

En la narrativa clásica siempre hablamos de héroes que se enfrentan a problemas y crecen a base de superar obstáculos. Y, precisamente un emprendedor, es eso mismo. Todo emprendedor necesita tomar una decisión arriesgada y, a partir de ahí, se tiene que enfrentar a un montón de obstáculos, tiene que tener una gran tolerancia al riesgo, hacia la incertidumbre y un saber encajar los golpes.

Veamos ahora los 3 pilares fundamentales de un buen relato:

  • Lo primero una estructura bien hecha,
  • un personaje que funcione y evolucione,
  • una gestión de las emociones de la audiencia.

También «el conflicto» o «el mensaje” nos pueden ayudar a captar la atención plena que buscamos con nuestras historias.

Ahí van unos consejos rápidos para hacer de tu historia algo más potente:

  • Cuida mucho el principio y el final, intenta que sean potentes para atrapar a tu audiencia cuanto antes.
  • No te compliques con el lenguaje, hazlo sencillo y eficaz.
  • Busca el lugar común con tu audiencia.
  • No te retrases con el conflicto.
  • No alargues el final. Una vez que el conflicto se resuelve, la historia pierde interés. Cierra cuanto antes.
  • Cuenta la historia en positivo y hacia arriba.
  • Nunca subestimes a tu audiencia

3. Los pasos para contar una buena historia

Esta guía desea convertirse en tu storybook, es decir, el lugar donde tienes compiladas todas las historias estratégicas que necesitas para inspirar e influenciar a tus aliados, clientes potenciales y seguidores de tu marca o proyecto.

El storytelling es más un arte que una ciencia, se paciente y creativo, pero también metódico. Ve haciéndolo poco a poco, conforme vayas avanzando en tu proyecto a lo largo de los meses. Esta guía pretender ayudarte a que encuentres tus universos, tus voz y tu estilo como narrador de marca.

Si estás preparado, es tiempo de empezar.

  1. CREANDO EL MARCO NARRATIVO

¡Empezamos! En este paso debes crear el marco narrativo, es decir, el universo y los límites del universo en el que enmarcarás tu gran historia y el resto de historias de tu relato de marca. El marco es, de algún modo, una historia, puesto que es nuestra versión de los hechos hasta la fecha y nuestra versión de los hechos futuros. Estos hechos, son, digamos, el tablero de juego para crear nuestras historias. Este marco requiere que nos pongamos de acuerdo en algunos puntos al respecto del mercado o la industria en la que quieres actuar, pues ese mercado y nuestra forma de ver ese mercado, es nuestro universo narrativo.

Como “héroe”, estás creando tu producto o servicio para crear un cambio en tu universo (tu mercado). Como narrador, debes ser algo así como un activista. Por ello debes tener un punto de vista claro sobre cómo hay que cambiarlo. Después, tu producto será quien ponga su grano de arena para ese cambio.

  1. CREANDO LA ESTRATEGIA DE TU STORYBOOK

Teniendo claro el universo en el que estamos (nuestro mercado, sus retos, amenazas y áreas de mejora), ahora toca crear la estrategia de nuestro storytelling. Una vez la tengamos, debemos siempre volver a ella para crear cualquier historia o pieza de comunicación. La estrategia es el esqueleto de nuestro storytelling.

  1. GUIONIZANDO

Ahora que ya vas perfilando tu gran historia, puedes ir creando también el resto de historias en lo que llamo, árbol de historias. Podríamos decir que son algo así como subhistorias, ya que sirven para reforzar la gran historia que ya has creado, para mandar los mismos mensajes en diferentes contextos o diferentes formas.

Si ya tenemos la estrategia y sabemos qué queremos conseguir con nuestra historia, es el momento de que la vayamos creando. Igual que antes, tómate un tiempo con tu equipo para hacer lluvia de ideas e intenta llegar a tener la trama básica de la historia.

  1. REFORZANDO TUS VALORES DE MARCA

Si ya tienes la trama básica de la historia, ahora tienes que someterla a un cuestionario para ver hasta qué punto funciona tanto estratégica como narrativamente.

  1. ÁRBOL DE HISTORIAS DE MARCA

Ahora que ya vas perfilando tu gran historia, puedes ir creando también el resto de historias en lo que llamamos, árbol de historias. Podríamos decir que son algo así como subhistorias, ya que sirven para reforzar la gran historia que ya has creado, para mandar los mismos mensajes en diferentes contextos o diferentes formas.

  1. TRANSMEDIA Y STORYDOING

Ahora que, poco a poco, ya vas dando forma a tu storybook, es importante que reflexiones en qué medios vas a contar esas historias y lo más importante, cómo vas a hacer para que tu audiencia participe y sea parte de esas historias.

Te puede interesar…

¿Qué es el Design Thinking? por Germán Gullón. VALBHY Design

Oportunidades para el emprendimiento inclusivo por Allende LópezDirectora de Cultura. GRUPO AMÁS. 

Las 3 claves fundamentales para crear innovación social en proyectos creativos, por Natalia OliverasInnovación y nuevos proyectos. MADRID DESTINO.

Cómo mejorar la productividad en nuestros proyectos con las Metodologías Agile, por Inés Marqués, Agilista BBVA Next Technologies.

¿Te ha gustado el artículo?
2.5/5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *